El elemento más terrorífico de la humanidad

No existe ningún lugar seguro en el planeta. Ni siquiera tu cama. Menos tu cama. La cama es el elemento más terrorífico de la humanidad, la mayoría de la gente muere en ella. Ayer cambié el colchón. ¡A la mierda el colchón! ¡Fuera! Por allí pasaron algunos poetas en tránsito por el pueblo. Amigos de toda la vida. Se los cedía por deferencia acumulativa, porque soy un buen tipo o por simple homenaje. Yo mientras tanto dormía por cualquier rincón de la casa. Incluso una noche dormí aferrado a una lámpara. Se fue el colchón y se fueron miles de historias. Un colchón lleno de polvos. Risas por doquier. Llantos en la madrugada. Gritos. Espasmos. Mujeres hablándote de sus maridos. De sus niños en el colegio. De cómo asaltar un Banco. De poner estricnina en su plato favorito. Consejos para adelgazar. Algunas decían: mañana va a llover. Mañana va a nevar. Mañana haré un pollo al champiñón. ¿Quieres escuchar a Charlie Parker? Te amaré por siempre y todas esa imbecilidades. Si mi colchón hablara me diría: eres un terrible hijo de puta. Allí dije te amo a diestra y siniestra. Soledad me dijo: debes tratar bien a mi hija. Su hija me dijo: debes tratar bien a mi madre. Allí una vez filmé una película porno. Una sola toma de una hora y cuarto. La actriz era una señorita decente y yo su partenaire. En ese colchón soñé con García Márquez. Con Sábato y con el diablo. Con aviones que se estrellaban frente a mi casa. Allí tuve mis primeras pesadillas de la infancia. Allí llegué borracho y con vómitos. Temblando de frío y con malas calificaciones. Con mujeres desconocidas que se iban antes del amanecer. ¿No recuerdas que yo también tuve sexo contigo? No respeté madres, esposas o hermanas de amigos. Yo no tuve la culpa. Fue el colchón. La cama. El elemento más terrorífico de la humanidad.

[+/-] Read More...

Dame un like

Muestro lo mejor de mí. Soy un artista. Un buen tipo. Escucho a Rachmaninov. Ahora estoy leyendo a Michel Ahouellebecq. Soy poeta. Estoy en contra de lo que tú estás en contra. Estoy con el pueblo Palestino. Con todas las causas de todos los pueblos oprimidos de todos los continentes. Celebro aniversarios. El nacimiento de Cortázar. Las fotos de mis últimas vacaciones. Mi nueva maravillosa pareja. Mis hijos que tanto amo. Aquella película que me marcó para siempre. Aquel cuadro de Degas. Mi perro. Mi gato. ¡Miren soy amigo de Jodorowsky! Cambié la alfombra. Es mi último libro. Gracias por vuestros comentarios. No lo merezco. En esta foto aparezco con Jorge Teillier. ¿Hasta cuándo soportaremos tanta injusticia? El amor todo lo puede. Basta ya de políticos corruptos. Mi prima y yo en Ámsterdam. En Barcelona viendo a Katy Perry. Me encantó la última de los hermanos Coen. Mi vida merece ser vivida. Etcétera.

[+/-] Read More...

No te haremos daño

Estábamos reunidos con la pandilla cuando llega Santiago. Habíamos escuchado comentarios y queríamos saber. Queríamos saber la verdad. Lo encaramos. Ya era hora. Tenía que decirnos. Era uno más de nosotros. Lo entenderíamos o no. Allá él. Pero ya era hora que nos contase. Nos dijo que aquello no era posible. Que lo conocíamos. Que eran habladurías de pueblo chico. Que era algo inimaginable. Le dijimos que las cosas habían cambiado en el mundo. Que todos éramos más tolerantes. Le hablamos de la caída del muro de Berlín. De la fecundación in vitro. Del Curiosity llegando a Marte. Que comprenderíamos. No va a pasar nada le dijimos. Sólo cuéntanos. No te haremos daño. Queremos saber y eso es todo. Luego el jefe de la pandilla habló: mira pinche culero chingón hijo de la gran chingada, no mames guey me tienes hasta la puta madre. ¿Te acostaste o no con el viejo maricón vendedor de helados? Lo juro por Dios que no contestó Santiago. Sólo fueron besitos agregó.

[+/-] Read More...

El retorno del guerrero

Me tocó estar allí. Por mi país. Por mi país fui a Afganistán. Por la libertad. Por mi familia. Por un mundo mejor. Sabía que llegaría el momento de volver a casa. El deber cumplido. Mientras tanto arena. Desierto. Calor sofocante. No importaba. Combatía. El enemigo se movía y yo también me movía. Eliminar. Cumplir órdenes. Dar órdenes. Formaba parte del batallón aerotransportado 157. Estuve en Nimruz, Uruzgan y en Zabul. La vida en el frente de combate no vale nada. No existe Dios ante la muerte. Se trata de salvar el pellejo y a otra cosa. Volví a casa después de un año. A Wisconsin, a Madison. Allí me esperaba Megan y mis dos hijos. El retorno del guerrero. Nevaba y llevaba en mi pecho las medallas. Abro la cerradura de la puerta y escucho los gritos de placer de Megan. No hice nada. Impasible. Saqué de la nevera una Coca-Cola y volví sobre mis pasos. Retorné a mi base. Nuevamente a Afganistán. Maté a más de 200 putos, sucios y malparidos talibanes.

[+/-] Read More...

Por la Razón o la Fuerza


Así dice el escudo chileno. Por la Razón o la Fuerza. ¡Vaya mierda! Por la razón o la fuerza nos siguen cagando. Esas pocas familias chilenas nos siguen cagando. Presidentes, políticos, militares, autoridades de la peor ralea. Por la razón o la fuerza nos imponen el lumpenaje más abyecto en sus programas de televisión. No entregan un gramo de territorio nacional y entregan la riqueza del país al mejor postor. Payasos de gobierno con el nepotismo más descarado rasgan vestiduras de castidad en medio de un burdel de mala clase. Todo arreglado para los poderosos y a los chicos de los colegios, bastones y manoseo. Mala educación, mala salud, malos sueldos, malavida. Se creen los tigres de América Latina y son gatos mojados. Se reparten el puto poder entre ellos. Los mandamases de turno. Si te rebelas te aplastan, te tildan de antichileno. Te denigran. Te basurean. No tienes ningún tribunal donde apelar. Te liquidan bajo un puente y lo pasan por accidente Te conviertes en un paria. En un puto sorete. Aliados del mundo occidental y cristiano, nunca lo verás apoyando una causa justa. Siempre con medias tintas. Nunca algo contundente. Viven en una dimensión desconocida para el hombre o la mujer común. En vacaciones todo el año. Todos ellos comprando la misma camisa, el mismo auto y diciendo las mismas pelotudeces de siempre. Que trabajan para el país y para tu bienestar. Pero sabes que siempre trabajan para ellos y los colonialistas del mundo uníos. Para esas pocas familias chilenas que acorazadas en sus madrigueras digitan nuestra vida en penumbras. Esperemos que llegue el momento de abolir o cambiar el escudo. Que el pueblo, una palabra que ya no se usa y que ellos -tan compuestitos- han cambiado por gente, se animen a ser verdaderos protagonistas de la historia. Mientras tanto seguiremos soportando sus plañideros discursos insustanciales de lugares comunes.

[+/-] Read More...

La muerte de Marilyn


For my friend Douglas Geddes in Scotland.

Nadie había golpeado tan fuerte la puerta de casa. Voy y era la policía. Me preguntan si soy fulano de tal y al contestar afirmativamente sacan sus placas y dicen que quieren hablar conmigo. Los hago pasar. En el pasillo les digo que el timbre no funciona. Me dicen que no vienen a hablar de timbres que no funcionan. Toman asiento y les pregunto si quieren tomar un café. Me dicen que no vienen a mi casa a tomar café. Queremos hacerle un par de preguntas me dicen. Sacan de un maletín unas fotos de mujeres. Cinco fotos de mujeres que me muestran una por una. Me muestran las cuatro primeras y no reconozco a ninguna. Luego me muestran la foto de Marilyn. Les indico la pared donde está su foto con el Chanel Nº 5. Les digo que todo el mundo la conoce, incluso probablemente mi tía Ester Vda. de Miranda.

Me preguntan dónde estuve el 5 de agosto de 1962, entre la 1.20 y la 4.50 de la madrugada. Les comento que en aquel tiempo era guardaespaldas del presidente Kennedy y que en aquellas horas específicas, me encontraba en la Casa Blanca. Les dije: lo recuerdo perfectamente. Me dicen que mi coartada es muy pobre. Que durante todos estos años habían guardado celosamente saliva encontrada en un frasco de barbitúricos en el lugar del hecho. Que nunca habían dado con el ADN hasta aquel día. Que yo era el asesino. Despierto.

[+/-] Read More...

Confesión

Vivo entre sierpes insaciables que nada entienden
de un corazón en llamas.
Me manejo torpemente entre el caos y la quimera.
Me envían saludos seres despreciables
desde el abismo de sus pobres corazones.

Camino por calles asfaltadas de malditos designios
y no tengo ningún contacto con el ser humano.
Escribo de madrugada malditos versos
ebrios de una atroz melancolía.
Soy un pobre tipo de mierda
que no tiene el coraje del disparo.

Y aquello pasa por haber vivido mucho tiempo
en un lugar que no me correspondía
en un planeta que no me era favorable
y en no saber comportarme entre imbéciles,
tenía que haber muerto antes de nacer. 

[+/-] Read More...

¡Feliz Día del niño!

Estoy con Carla y mañana se celebra el Día del niño. Luego vendrá el Día del Tonto, el Día del Tinto, el Día del crápula, el Día de Lo Que Tú Quieras. ¿Y el Día del Sistema Capitalista para cuándo? La cosa es que estoy con Carla. Me vino a ver y ella hace lo de siempre, paga todo. Es un sábado, ya fuimos a cenar y estamos en el hotel. Listos para la última pelea de la noche en el cuadrilátero del amor. Nada más comenzar el round, llama uno de sus hijos.

- Sí mi niño. Mañana estaré con ustedes. Yo también te quiero mi niño. Ni te imaginas lo que te llevo de regalo. Tú sabes que también te amo. Sí mi amor. Mamá siempre estará contigo. Te prometo que mamá te traerá a Puerto Natales. Te lo prometo. Te amo mi amor. ¿Me das con tu hermana? Chao mi cielo. ¡Hola cariño! No sabes cuánto te amo. Sí querida hija de mi corazón. Yo también te extraño. Mañana mamá estará con ustedes. Sí querida. Te lo prometo. Un besito pequeña mía. Dame con tu padre. Hola amor. Sí. Yo también te extraño. Sí, me ha ido todo bien. No te preocupes. Me he puesto de acuerdo con el comprador. Todo bien. Fuimos a la Notaría y quedó todo en orden. Mañana llegaré al mediodía. Yo también te extraño amor. Sí mi vida. Te amo. Chao.

La atraje hacía mí y le di con todo.

[+/-] Read More...

El Mossad y la CIA lo sabían

Tenía de decírselo. Llegado el momento tenía que decírselo. No se puede ocultar la realidad. No se puede ocultar la verdad todo el tiempo. Era mi madre. Ella entendería. Tenía que decírselo. Era todo tan evidente pero ella no se daba cuenta. Creo que era la única que no se daba cuenta. Todos mis amigos lo sabían. Los vecinos. Mis maestros de escuela lo sabían. El Mossad y la CIA lo sabían. Sólo era cuestión de tiempo de que ella se enterase. Que alguien por ahí llegara con el chisme. Se lo diría. Era mejor que lo sepa por mí. Por su hijo. Es que tampoco encontraba el momento y el lugar para la confesión. En verdad yo era un chico apocado y tímido digno de bullying. Ya sé. Nadie es digno de bullying. Salvo aquellos que cumplen funciones de gobierno. Pero me faltaba el coraje. En verdad que me faltaba coraje. Sé que llegaría el momento en que tenía que saberlo por mis propios labios.¡Era mi madre! Entendería. Pero el momento no llegaba. Hasta que un día llegó el momento. Me invitó a comer a un restaurante peruano y en los postres se lo dije. Madre quiero decirte algo le dije. Hace mucho tiempo que quería decírtelo. Y no me atrevía. Seré franco contigo. Sé que me amas y comprenderás. Y se lo dije: estás gorda como una vaca.

[+/-] Read More...