¿Un Bugatti o algo así?

A partir de mañana te borro de Facebook y del mapa.
"inmaculada decepción"



Dime tú qué más quieres. Dime. ¿Un Bugatti o algo así? ¿Mi corazón? ¿Intestinos? Mi cabeza rodando por una alcantarilla. ¿Mi mejor poema, mi mejor canción? Dime. Hoy me arrastré entre las piedras llorando. Ya lo sé. Soy el perfecto pelotudo. Un marica de mierda. Se acabó. ¿Querías acaso que me convirtiese en piedra? No siempre estaré a tu disposición. ¿Lo sabías? No siempre estaré dispuesto a lamer tu entrepierna. ¿Lo sabías? A decirte Sí mi amor. Pequeña pendeja de mierda. Estoy harto de ti. De tu mundo sin bragas. De tu cohorte de renacuajos que orbitan tu cintura. Se acabó. Planto bandera. A partir de ahora fuiste. A partir de mañana te borro de Facebook y del mapa. A partir de pasado mañana me acostaré con tu madre. Y eso fue todo. ¡Pedazo de Baba de Caracol!

[+/-] Read More...

Dejaré mi casa, mis libros y a Nick Drake

La primera nieve del año.
"inmaculada decepción"



Escucho a Nick Drake. Cae la nieve. La primera nieve del año. Mañana parto al trabajo. Me vestiré de naranja. Dejaré mi casa, mis libros y a Nick Drake. Me confundiré con el puma, el guanaco, el zorro y el carancho. Seré uno más circulando por Las Torres. Desde el espacio un puntito. Nada. Un compañero del trabajo me preguntará qué significa la palabra fatalmente. No sabré qué responder. Le diré cualquier cosa.
Por la tarde, al volver al campamento, leeré a escondidas Sumisión de Michel Houellebecq. Releeré Spoon River de Edgar Lee Masters. No es cosa de hombres leer entre los trabajadores de la construcción. Escribiré un poema en el baño. Me acostaré temprano y me despertaré temprano. Mañana parto al trabajo. Dejaré mi casa, mis libros y a Nick Drake.

[+/-] Read More...

Una inspirada reedición

La palabra de sus antepasados.
"inmaculada decepción"



Recientemente, la editorial Bordelibre Ediciones ha reimpreso Tránsito breve de Rolando Cárdenas. Suceso registrado en La Serena, ciudad que el poeta alguna vez visitara cuando integraba el coro de la Universidad Técnica del Estado, y, luego, como invitado al Encuentro de Escritores organizado por la Universidad de Chile, allá por 1968.

“Es bueno comprender que estamos hechos de recuerdos,
un poco de tiempo que crece sin escucharnos
y de muchas cosas que no comprendemos”.

Este poemario –Premio de Poesía de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile- señalaría su debut en las pistas literarias nacionales, en 1961. Después vendrían En el invierno de la provincia, 1963; Personajes de mi ciudad, 1964; Poemas migratorios, (1974, Premio Pedro de Oña 1972 y Segundo lugar en Casa de las Américas, Cuba); Qué tras esos muros, 1986; Vastos Imperios, incluido en Obra Completa; y El viajero de las lluvias, 2015, antología.

Sucinta y trascendente partitura que -en la segunda parte del siglo pasado- lo encaminaría a ser uno de los exponentes más notables de nuestra lírica.

Hijo de un ovejero y domador de caballos oriundo de Curaco de Vélez, isla del archipiélago de Chiloé, Rolando Cárdenas Vera nació en Punta Arenas, en 1933. Su madre, Natividad, le enseñaría los cuentos de Andersen y de los Hermanos Grimm. Más tarde, motivado por el deseo de estudiar Construcción Civil se traslada en 1955 a la capital, donde, entre otras actividades, en la Biblioteca Nacional copiaba en un cuaderno poemas de autores chilenos, cuyos libros no podía adquirir.

Aunque los encasillamientos suelen confundir, ha sido adscrito sin mayores reparos a la corriente lárica. Es decir, a la de quienes abordando sin temor la obra de sus mayores –Huidobro, Mistral, Neruda, De Rokha- la absorben y trasvasijan en una perspectiva personal de la naturaleza y del mundo.

Los poetas láricos, ante el caos urbano pretenden afirmarse en el orden familiar de aldeas y campos; cronistas de lenguaje cotidiano y comunicativo rezuman nostalgia por la infancia y la provincia, o el reencuentro con un paraíso perdido que alguna vez existiera. Cobijados, para esos fines, en un cierto "realismo secreto" pleno de alegorías sobre costumbres ancestrales.

 Esta ligazón atávica se advierte en El invierno de la provincia, el vate en su realidad, la Patagonia, eleva a sus ascendientes a la categoría de figuras míticas, de ángeles guardianes. Quizá por eso en su gesto había más que simple melancolía, algo misterioso, hierático, reservado e impenetrable. Como si fuera custodio del secreto que dio fuerza y orgullo a pueblos australes de los que apenas quedan rastros y cuyas apagadas voces pueden oírse en su canto.

La palabra de sus antepasados.

El encanto de sus espacios poéticos con la tierra viajando circundada por el mar, plena de rumores, leyendas, sombras y silencios, pájaros y caprichosas topografías, de soledades y fantasmas, de arboladuras, navegantes y naufragios, de frágiles nómadas que se extinguen confundidos por la bruma, y de mágicos frutos invocados para encontrar todos los rostros en el definitivo regreso a la ciudad perdida.

Hombre de su tiempo, Cárdenas creyó en la Utopía. Y cuando –el primer día de nuestra saison en enfer- lo llevaron al Estadio Chile, hoy Víctor Jara, portaba el carnet del “glorioso” en el bolsillo superior de la chaqueta. En esa época sombría, reglamentaria sería su asistencia a la Sociedad de Escritores de Chile y a La Unión Chica, cuya convergencia de amigos y escritores lamentaría su prematura partida el 17 de octubre de 1990.

Rolando Cárdenas, bohemio y sobresaliente bebedor con pinta de jinete, fue un talentoso bardo en quien confluían profusas cualidades personales: invariable sentido del afecto; musicalidad: voz y guitarra; simpatía y buen humor en general con mención en chistes de salón.

Su fin fue duro. La vasta, vaga y necesaria muerte no lo aguardó en remotas playas de oro, como el poema de Borges, sino en el desolado departamento de la calle Teatinos. Queda la añoranza de sus afanes y sus días, y el deseo de escucharlo cantar una vez más Nido gaucho o Un hombre de la calle, por ejemplo.

Juan Guzmán P.
Zanzíbar Oriente, abril 2016.

[+/-] Read More...

¿Quién es Javier Molinero?

¿Patrick tú sabes algo de Javier Molinero?
"inmaculada decepción"



Dicen que es un tipo que vive por Madrid. En Madrid. Parece que es artista, dibujante, poeta, contrabandista, mafioso, político o algo peor. Alguien por ahí me contó que lo vio en Belfast, en Berlín, en Singapur. Guillermo me asegura que lo vio en una película de Fassbinder. Javier (otro Javier), me dijo que es un camello de los mejores. Llega a tiempo y se va sin prisa. Salvador me contó que un día vio a Molinero del brazo de la virgen María. Mazzeo asegura que lo vio pelear con Muhammad Ali. Y así. Ningún dato fidedigno. Nada claro. Todo difuso.

Camino por calle Bulnes y me encuentro con Patrick Modiano. Le pregunto: ¿Patrick tú sabes algo de Javier Molinero? Deja su bolso de compras del Supermercado en el suelo y me dice: es un tío fenomenal. Recuerdo aquella vez que surcando los mares tormentosos del Cabo de Hornos, a golpe de timón, salvó embarcación y tripulación.

En el bar Melissa conozco a Dolores. Me enamoro. La chica más hermosa del conurbano planetario. Miel sobre hojuelas. El polvo más polvo de mi vida. Me enamoré. Sabía que no tendría que preguntarle si conocía a Javier Molinero. Lo sabía. Me respondería algo así como: fue el gran amor de mi vida, follaba de maravillas, irremplazable, etcétera. Gracias a no preguntarle a Dolores por Javier Molinero, sigo con Dolores. Hasta el día de hoy.

Textos de Javier Molinero

Declaración



Siendo
plenamente
consciente
de
mis
actos
me
arrojo
sobre
tus
pies.

Yahoo responde



El servicio de respuesta de Yahoo ha resuelto dudas a millones de personas sobre preguntas que se hacían y no eran capaces de encontrar ellos mismos la respuesta:

1. El GIF no se mueve al sacarlo impreso
2. Mi novia está embarazada y no había mantenido relaciones sexuales con ella. ¿Crees que ha sido una bendición?
3. ¿Si me como un chip de ordenador, me volveré robot?
4. En una pelea de Son Goku contra JesuCristo ¿Quién ganaría?
5. ¿La cocaína lleva gluten?
6. ¿Porque sueño que al irme a dormir encuentro en mi cama a un teletubby teniendo sexo con una Tortuga Ninja?
7. ¿Cuantas pajas hay que hacerse para quedarse ciego?
8. Descubrí que puedo pelar un plátano con las nalgas ¿Voy a un programa de talentos?
9. Ayuda, mi gato no revive.
10. Me pica el culo ¿Creen que debo rascarme con un cepillo de dientes?
11. ¿Es verdad que si me tiro un eructo y un pedo a la vez puedo morir de descompresión?
12. ¿Porque el inodoro es ovalado si el culo es redondo?
13. ¿Es verdad que si me tiro semen en los ojos veo en la oscuridad?
14. ¿Como se mide la fuerza de un pedo?
15. ¿Es verdad que Cristobal Colón sale en Mortal Kombat?
16. Estoy muy triste, me acabo de enterar que en mi familia se casaron entre parientes.

[+/-] Read More...

Hoy la presidenta Bachelet dio un discurso disfrazada de Angela Merkel

En plena era de las comunicaciones.
"inmaculada decepción"



La amé tanto que podría haber luchado contra el destino. Contra las mareas y los vientos. Vencido al minotauro. De un soplido borrar los mapas. Y ahora no sé dónde andará. Su rostro y rastro desapareció. Es posible que tome un autobús a Lisboa. Que tenga jaqueca. Que camine borracha por Polonia. Que amanezca en brazos de un marroquí. Que esté en un sofá escuchando a Neil Young mientras su mucama le sirva el undécimo aperitivo. No lo sé. No sé nada de ella. Y fue tan importante. Más importante que la Enciclopedia Británica. Que Carver y los Beatles. Y ahora no sé nada de ella. Desapareció del horizonte. Se desvaneció. En plena era de las comunicaciones. Se esfumó. De repente alguien me la recuerda. Digo que no sé nada. Que no sé nada de ella. Luego paso a temas más importantes como el pronóstico del tiempo y los resultados de la Champions. Hoy la presidenta Bachelet dio un discurso disfrazada de Angela Merkel.

[+/-] Read More...

Luchito

Era nuestro mejor amigo.
"inmaculada decepción"



Es que mi hijo no lo puede creer. Yo mismo ahora que se lo cuento no lo puedo creer. Pero la cosa era así. Antes de navidad comprábamos un corderito. Lo manteníamos en el patio de la casa. Le poníamos nombre. Por ejemplo: Luchito. Lo queríamos. Le dábamos pastito. Mucho cariño. Amor. Nos pasábamos abrazados todo el tiempo. Era nuestro mejor amigo. El corderito. Era hermoso con su lanita suave y blanca. Se dejaba querer. Lo queríamos. Era lo mejor de la vida. Lo sacábamos a pasear. Con un lacito para que no se esfumara. Era maravilloso. La verdad que todos en la casa lo amábamos. Lo perfumábamos. Luchito era nuestro motivo y razón de existir. La abuela me decía: “anda a ver cómo está Luchito” Yo partía raudo al patio a ver a mi amigo Luchito. El corderito. Lo alimentábamos muy bien. Era el centro de nuestra atención. Era el ser viviente más importante de nuestra casa y del planeta.
Luego llegaba el 25 de diciembre. Navidad. Todos estábamos muy contentos. Matábamos a Luchito y hacíamos asado al palo con él. Con nuestro Luchito. . La verdad que estaba exquisito.

[+/-] Read More...

Te encantaba Alejandra Pizarnik

Y pensábamos que el amor era eterno.
"inmaculada decepción"



Aun no me atrevo hablar de ti. Pero ya sabes. Fuiste un bluff en mi vida. Y yo en la tuya. Debemos perdonarnos. O quizás ejecutarnos. Que me mates o que te mate. Ya no tiene importancia. La distancia y el tiempo hicieron su trabajo. A veces casi, hasta se me olvida tu nombre. Tu fecha de nacimiento y esas cosas. Aquello pasa. Lo sabes. Fuiste muy importante en mi vida y ahora nada. No recuerdo el nombre de tu primer hijo. Ni del último. Y pensábamos que el amor era eterno. Que la vida lo era. Que la poesía nos salvaría de la hecatombe. Y que la astrología estaba a nuestro favor. Que todo era favorable. Que los planetas se alineaban. Y luego nada. Desapareciste para siempre. Creo que un mago te encantó. Que un chico con un pene mayor te deleitó. Y así. Se acabó. La historia se acabó. La vida nos separó. Una cosa no olvido. Imposible de olvidar. Te encantaba Alejandra Pizarnik. A mí también.

[+/-] Read More...

No sé nada de mí

Dicen que me vieron cavando un foso en Torres del Paine.
"inmaculada decepción"



Hace mucho tiempo que no sé nada de mí. Dónde andaré. No lo sé. Yo espero en casa a que yo llegue. Me fui. Dónde andaré. ¿Colocando bombas? ¿Corrompiendo a la juventud? ¿Luchando por La Paz? ¿Consumiendo ácido? No lo sé. Espero en casa a que yo venga. Es posible que haya ido a buscarte. Es posible que no te haya encontrado. Era la oportunidad de conocernos. Ni te enteraste. ¿Dónde estaré? ¿Estambul? ¿En el Santiago Bernabéu? ¿Visitando la tumba de Artaud? Posiblemente estaré tomando vino con mis amigos donde Manos Limpias. Posiblemente. Y ni me entero. Y yo acá esperándome. No sé nada de mí. Desde hace mucho tiempo. No sé nada de mí. Dicen que me vieron cavando un foso en Torres del Paine. Otros comentan que me vieron en bicicleta por calle Bulnes. El diario de ayer comentaba que había ingresado en prisión. En verdad que me cuesta encontrarme. No consigo darme conmigo. Y yo en casa esperándome. Tomando vino y escuchando a Nick Cave. Mientras tanto el mundo gira y mi vecino dice que mañana anuncian temporal.

[+/-] Read More...

Nunca más jugué ajedrez


Pedimos una botella del mejor Champagne.
"inmaculada decepción"

Para Ariel Moyano.

Íbamos por las noche a jugar ajedrez donde un amigo de Valparaíso. Ariel Moyano, Eduardo Fernández y yo. Nuestro amigo trabajaba en el Hotel Chile de Avenida de Mayo en Buenos Aires. Éramos todos chilenos. El hotel era de un gallego que le puso Chile solo para conquistar cierto segmento turístico. Nuestro amigo de Valparaíso era el que atendía el turno de noche del hotel. Por el día vagábamos por ahí y por las noches, ajedrez. Un día nuestro amigo nos regaló unas invitaciones para conocer un Night Club de la calle Florida. En verdad nos regaló 10 invitaciones y fuimos para allá. Era un lugar de marca mayor y pronto nos vimos introducidos al Salón Vip del antro. Un lugar caro, elegante, para turistas. Inmediatamente aparecieron tres potras de cincuenta metros a nuestro lado. Estábamos cerquita del cielo. Gracias al ajedrez y a nuestro amigo del turno noche del hotel. Pedimos una botella del mejor Champagne. Y lo mejor, el susurro enloquecedor de las minas con acento argentino. En verdad que estábamos cerquita del cielo.

La mina que me tocó en suerte, me preguntó si en verdad los chilenos éramos buenos para follar como decían por ahí. Absolutamente le dije. Que solo los conejos nos aventajaban en parte. Que habíamos robado parte de la Patagonia argentina en base a nuestra gran polla. Nuestra polla tan grande como el Aconcagua. Me toca la cremallera y dice: ¡Huy! Parece que es verdad todo lo que me cuentas. Y así. Etcétera.

Vino el encargado del local y nos preguntó si estábamos cómodos. Al unísono contestamos que sí. Le dijimos que éramos chilenos y que en nuestro país no había ningún sitio así. El Champagne duró un suspiro entre seis. Pedimos una nueva corrida de lo mismo. Junto a la nueva botella vino la cuenta. Nos sorprendimos. Dijimos que era una invitación. Que se suponía que la casa pagaba. Las potras argentinas desaparecieron. Nos quedamos agarrándonos las cabezas. No puede ser. Debe existir algún error. No puede ser. Éramos invitados.

Aparecieron tres tipos más altos que el Himalaya. Esos tipos que aparecen arrastrando camiones con el cuello en la tv. Nos llevaron a un cuarto de la limpieza y comenzaron:

- A ver… chilenitos de mierda. Que puta se han creído. Pelotudos de mierda. ¿Qué se van a ir sin pagar toda por una puta invitación para visitar el local? Acá pagan o no salen vivos del local. ¿Entendieron maricas putos chilenos?

- No tenemos dinero dijo Eduardo.
- No sabíamos nada del sistema dijo Ariel.
- No habríamos venido de saberlo dije yo.
- No nos tomen por pelotudos chilenos muertos de hambre. Aulló el más grande entre los grandes arrastradores de camiones por el cuello. Pagan o dejan su vida acá. ¿Entendieron? ¿Pero cómo pueden ser tan boludos estos putos chilenos? Habría que matarlos a todas estas ratas. Putos chilenos de mierda. Comunistas hijos de puta.

Luego nos preguntaron cuánto dinero andábamos trayendo. Que la cuenta era de $100.000. Revisamos nuestros bolsillos y sumamos $5000. Recibimos unas cuantas puteadas que haría enrojecer a un hincha de Boca. Nos llevaron en volandas a la puta calle. Fui el último en salir recibiendo una patada en el culo. Caí de bruces sobre la calle Florida. Vi a mis amigos correr doblando para la Nueve de Julio. Nunca más jugué ajedrez.

[+/-] Read More...

Las sagradas escrituras

Ahora creo en Artaud y en mis enemigos.
"inmaculada decepción"



Era el tiempo en que era un ángel. O algo así. Creía en Dios y en todas esas atribulaciones. Consultaba permanentemente la Biblia. Para todo. ¿Me irá bien en mis estudios? ¿Meteré un gol el domingo? ¿Me follaré a mi vecina? Abría la biblia en cualquier página y estaba la respuesta. En metáforas. En lo que sea. Y le daba para adelante. Confiado en las sagradas escrituras. Ahora ya nada de aquello existe. Se ha terminado. Los caranchos sobre mi cabeza y ni me entero. Cuando algo sé que puede ir mal. Sé que irá peor. Ni falta que me hace recurrir a las sagradas escrituras. ¡Literatura! Ahora creo en Artaud y en mis enemigos. Mañana será domingo, comeré erizos y nuevamente veré perder a Las Palmas.

[+/-] Read More...

Estoy en el Campamento

¿usted sabe cómo puedo agrandar mi pene?
"inmaculada decepción"



Estoy en el Campamento y un tipo me pregunta cómo puede agrandar su pene. Me pregunta. Huguito, ¿usted sabe cómo puedo agrandar mi pene? En dos segundos sé que no tengo una respuesta adecuada. Le digo algo por decir algo. ¿Para qué necesita agrandar su pene? Me contesta: no sé, le preguntaba por preguntar. Le digo que venga a mi casa. Que venga con su mujer. Que pasaríamos un momento agradable y que se olvide de su pene pequeño. Ese fin se semana. Al amanecer, se van de casa. Duermo como los dioses. Si es que los dioses follan.

[+/-] Read More...

He malgastado mi vida en burdeles de poca monta

folla mientras puedas y el resto es nube pasajera.
"inmaculada decepción"



He malgastado mi vida en burdeles de poca monta. Destruí todo mi futuro en dar pasos equivocados. Doble por esquinas que no me correspondían. Amé a mujeres equivocadas. Tomé trenes fuera de horario. Aviones que se estrellaron. Y nunca aprendí la lección. Sigo fuera de rumbo. No dejo nada edificante para las nuevas generaciones. Ni falta que le hace. Soy un negro gitano que tendrá su merecido. Puedo vender a mi madre por treinta monedas. No cuenten conmigo para defender a la patria. El suburbio es mi estilo. Estoy disponible para ustedes. Para lo que dispongan. Ya saben. Estoy disponible. Luego me iré. Como todos. Lo siento, es así la vida. La puta vida. Os dejaré una lágrima de recuerdo. Es posible que no sea suficiente. Entonces dejaré mi corazón de recuerdo. Presiento que aquello tampoco será suficiente. En verdad que nada será suficiente. Viví entre burros sabiendo que el burro mayor soy yo. Entonces te dejaré un consejo del burro mayor: folla mientras puedas y el resto es nube pasajera. Mañana nadie habitará el planeta.

[+/-] Read More...